Colectivo Internacional de Prostitutas

Colectivo Ingles de Prostitutas y el Colectivo de Estados Unidos –  US PROS

Desde 1975 hacemos campaña por la eliminación de las leyes de prostitución, las cuales criminalizan a trabajadoras del sexo y a sus familias, y por alternativas económicas y mayores ayudas y sueldos de manera que ninguna mujer, niña/o u hombre sea forzado por causa de pobreza o violencia al sexo con ninguna persona. Proveemos información, ayuda y apoyo a mujeres prostitutas y a otros que se preocupan por los derechos humanos, civiles, legales y económicos de las trabajadoras del sexo.

¡Que se acabe con la criminalización! Derogación no legalización

Durante los últimos 26 años hemos estado haciendo campaña para acabar con la criminalización, o sea, la derogación de las leyes de prostitución que criminalizan a trabajadoras del sexo y a sus familias. Nos oponemos a la introducción de leyes especiales las cuales, bajo el pretexto de legalización, segregan e institucionalizan a las trabajadoras del sexo en la prostitución, y convierten al Estado en el mayor chulo. Las zonas de tolerancia no eliminan el estigma ligado a la prostitución y a menudo resulta más peligroso trabajar en ellas.

¡Que se detenga a los violadores y asesinos en serie!

En 1995, el primer proceso judicial por violación iniciado por las mismas víctimas fue presentado en Inglaterra y Gales por dos trabajadoras con nuestro apoyo, después de que el fiscal se negó a entablar acción judicial. Ganamos el proceso y el violador fue declarado culpable y sentenciado a 14 años de cárcel, reducidos a 11 tras la apelación. Este precedente legal ha establecido el principio de que las trabajadoras sexuales, igual que todas las otras mujeres, tienen derecho a justicia y protección contra la violación.

En San Francisco, US PROS y otros grupos responsabilizaron a las cortes después de que estas liberaran a un violador en serie bajo fianza, y este intentara matar a una cuarta mujer. Asistimos a 30 audiencias previas a juicio por un periodo de dos años y a semanas de juicio – la presión así ejercida por las mujeres consiguió que fuese declarado culpable el violador asesino.

Exigimos protección, no criminalización

US PROS jugó un papel clave en los dos años pioneros de la Mesa de Trabajo en Prostitución (Task Force on Prostitution) convocada por el Ayuntamiento de la ciudad de San Francisco, que juntó a trabajadoras del sexo, a residentes de zonas de prostitución, a grupos vecinales y a la policía. La Mesa recomendó un cambio en las prioridades de la policía de manera que el tiempo y los medios empleados en arrestar y procesar a trabajadoras del sexo fuese empleado en protección y servicios. Después de unas audiencias públicas donde trabajadoras del sexo explicamos el grado de violencia contra nosotras y la ausencia de protección por parte de la policía y de los juzgados, el Ayuntamiento pasó una resolución histórica basada en las recomendaciones de la Mesa. Se pide que la violencia contra trabajadoras del sexo sea perseguida y procesada con mayor urgencia; y que los 7.6 millones de dólares actualmente empleados en reforzar las leyes de prostitución sean dirigidos hacia servicios y medios.

¡No al uso de las leyes de tráfico ilegal para deportar a las mujeres inmigrantes! En febrero del 2001, convocamos un piquete de emergencia contra la policía y las redadas contra 60 mujeres inmigrantes en Soho, Londres. La protesta fue divulgada por medios informativos simpatizantes y como resultado grupos de mujeres, abogados, deputadas/os y comunidades religiosas condenaron las redadas y su falta de legalidad. Con estas protestas y el apoyo de “Legal Action for Women” (Acción jurídica para las mujeres) que organizo fuertes representaciones para las mujeres detenidas logramos detener muchas expulsiones. Las mujeres que estaban trabajando independientemente para mantenerse y mantener a sus familias, negaron ser víctimas de tráfico ilegal.

Trabajamos con mujeres de todas partes del mundo

Estamos en contacto con trabajadoras del sexo y/o mujeres que trabajan con ellas en muchos países: Australia, Hong Kong, India, Japón, Sierra Leone, Tailandia, Trinidad y Tobago, Uganda… Aunque cada situación es diferente, todas afrontamos pobreza, falta de alternativas económicas, criminalización y abuso de poder por parte de las autoridades. En Trinidad trabajamos con el Sindicato Nacional de Empleadas Domesticas (NUDE–National Union of Domestic Employees) que defiende los derechos de las trabajadoras del sexo frente a arrestos y expulsiones.

Denunciamos el racismo contra las mujeres de color y las inmigrantes. Las mujeres inmigrantes y/o de color sufrimos el racismo tanto dentro del sistema judicial como en la industria del sexo – tenemos más probabilidades de ser arrestadas y sentenciadas a períodos de cárcel más largos, y si somos inmigrantes nos expulsan.

Conseguimos indemnización para víctimas de violaciones. La mayoría de las víctimas han sido denegadas la indemnización o se les ha reducido por el hecho de trabajar como prostitutas. En Inglaterra trabajamos con Mujeres contra la Violación (Women Against Rape) y con el Proyecto de acción de las mujeres negras contra la violación (Black Women´s Rape Action Project).

Defendemos las trabajadoras del sexo contra la ilegalidad y el racismo de la policía

Desde 1981, en que el Colectivo Inglés de Prostitutas suministró y difundió el primer folleto de derechos para mujeres prostitutas en Inglaterra y Gales, hemos estado ocupándonos de casos de falsos arrestos e intimidación por parte de la policía. En 1982, nos encerramos en la Iglesia de la Cruz Sagrada en King´s Cross, Londres, durante 12 días. Nos inspiramos por las mujeres prostitutas que en 1975 ocuparon iglesias por toda Francia. Unas compañeras trabajadoras sexuales en Vancouver, Canadá, siguieron nuestro ejemplo unos años más tarde.

Denunciamos la criminalización de las/os niñas/os

En un articulo detallamos la situación de las niñas trabajadoras sexuales y sus necesidades de protección y recursos.  “Desmitificar la prostitución infantil: Una visión de la calle”, en Prostitución Infantil en Gran Bretaña Dilemas y Respuestas Prácticas

Defendemos a trabajadoras del sexo contra ataques de vigilantes. Denunciamos cómo la policía, los ayuntamientos y políticos respaldan a estos criminales violentos con el objetivo de forzar a las trabajadoras a abandonar la zona. En Balsall Heath, Birmingham, Inglaterra, un grupo de trabajadoras del sexo, consiguieron con nuestro apoyo derrotar los intentos de las autoridades locales de desalojarlas de sus casas.

Luchamos para que las trabajadoras del sexo no sean usadas como chivos expiatorios en cuanto al HIV y al SIDA, para informaciones independientes y medicinas alternativas.

Las mujeres prostitutas no “propagan el HIV o SIDA”. Denunciamos todas las suposiciones que las empresas farmacológicas y los gobiernos usan para beneficiarse económica o políticamente. Nos oponemos a las pruebas de HIV obligatorias. Apoyamos el derecho de todas las madres de amamantar a sus hijos, sea cual sea su estado de HIV, y a tener acceso a información independiente y fiable, y a rechazar el tratamiento convencional. En San Francisco encabezamos la oposición a las pruebas obligatorias para trabajadoras del sexo. En Inglaterra conseguimos que la policía acordara, en principio, acabara de usar la posesión de condones como evidencia para arrestar a las trabajadoras del sexo bajo acusación de merodear y buscar clientes. Por desgracia, lo que la policía hace de bajo mano sigue siendo un tema en cuestión.

Defendemos el derecho de las trabajadoras del sexo a trabajar en locales. Hemos prevenido el desalojamiento de las trabajadoras del sexo y de las mujeres que atienden el teléfono o la puerta de las mismas en Soho, el más famoso barrio de prostitución de Londres, por las autoridades locales. Tomamos acción judicial en beneficio de mujeres cuyos teléfonos fueron desconectados por la compañía telefónica, porque anunciaban sus servicios en cabinas de teléfonos. Se logro que fueran reconectados.

Nos oponemos a otros tipos de criminalización

Nos oponemos a la criminalización de los clientes. Sexo acordado no debería ser materia de leyes criminales. Arrestar a los clientes no ayuda a las mujeres. De hecho ha significado más violencia y más arrestos para las trabajadoras del sexo.

Ayudamos a las mujeres a luchar contra los impuestos desorbitados

Algunas trabajadoras del sexo han denunciado con éxito las exigencias fiscales, más basadas en suposiciones prejuiciosas acerca de lo que se puede ganar en este trabajo que en la situación de hecho de cada mujer. También nos oponemos a las cargas fiscales porque las mujeres que son criminalizadas por su trabajo no deberían pagar impuestos – no a los impuestos sin derechos civiles.

Hacemos campaña en las conferencias de la ONU y en foros de ONGs. Trabajadoras del sexo de muchos países, norte y sur, asistieron a nuestros talleres del foro de Pekín en 1995, para que se acabe con la discriminación de las mujeres prostitutas en todo el mundo. Quedo muy claro cuánto tenemos en común – todas apoyaron la derogación de las leyes y las alternativas económicas viables a la prostitución.

Trabajamos con “Legal Action for Women” (Acción jurídica para las mujeres) Tenemos una red de abogados simpatizantes preparados a luchar por las trabajadoras del sexo y a defendernos en los juzgados.

Moldeamos la opinión pública

Nuestra campaña ha tenido un impacto muy grande. Hoy en día la mayoría de la gente y muchas organizaciones apoyan los derechos de las mujeres prostitutas a la protección contra la violencia y la discriminación, y está de acuerdo de que las trabajadoras sexuales no deben ser criminalizadas. Una agencia de publicidad prestigiosa llevó a cabo una campaña para nosotras que obtuvo una amplia cobertura en los medios de comunicación. Los medios a menudo piden que comentemos acerca de actualidad, y también nos consultan para obras de teatro, series televisivas como la famosa “Banda de Oro”, etc.

Colectivo Internacional de Prostitutas

Centro de Mujeres Crossroads, 230ª Kentish Town Rd, Londres NW5 2AB, Inglaterra

Tel: 00 44 20 7482 2496  Fax: 00 44 20 7209 4761

www.prostitutescollective.net

ecp@prostitutescollective.net